FRACCIÓN ESTROMAL VASCULAR

TERAPIAS ORTOBIOLÓGICAS
Células Madre

Las células madre, son células capaces de diferenciarse en células de los diferentes tejidos, entre los que se encuentran los del aparato locomotor (hueso, cartílago, tendón y músculo).

De entre las células madre, las células madre mesenquimales (MSC) son las que se obtienen de un individuo después de su nacimiento y que se pueden extraer de los tejidos creados durante el desarrollo embrionario de la capa mesodérmica. Posibles tejidos para obtener MSC (Mesenchymal Stem Cells) son la médula ósea, tejido adiposo, cartílago, dermis, etc.

¿Cómo funcionan las células madre?

Como las células madre son multipotenciales, tienen la capacidad de diferenciarse en las células del cartílago, tendón o músculo. El objetivo de cada tratamiento con células madre es inyectar las células madre en las articulaciones para reparar o regenerar el cartílago, o en los tendones o músculos para regenerarlos. Las células madre también contienen en su interior una serie de moléculas con una potente acción antiinflamatoria que puede ayudar con el dolor e inflamación de la osteoartritis.

¿Qué tipos de Terapias Celulares existen?

Dentro del apartado clínico-científico de la medicina regenerativa, existen dos grandes líneas de trabajo definidas y reguladas por los organismos oficiales competentes y por las directivas europeas. Son las siguientes:

TERAPIA CELULAR AVANZADA. Basada en la obtención de un tejido y el envío a una sala blanca autorizada, donde dicho tejido se somete a una purificación, aislamiento, diferenciación, expansión y cultivo celular para la obtención de un tipo de célula determinada que ha sido manipulada pudiendo ser crioconservada, un ejemplo de TCA podría ser la terapia con condrocitos expandidos obtenidos de un tejido mesenquimal. En este caso se considera la administración de un medicamento celular de producción industrial producido bajo un ensayo clínico que debe estar aprobado por la AEMPS y cumplir las normas europeas 2001/83/CE – 2003/63/CE y 1394/2007/CE.

TERAPIA CELULAR INMEDIATA (SVF). Mediante este procedimiento, se obtienen y aíslan los grupos celulares de un tejido (normalmente grasa o médula ósea) en el mismo acto quirúrgico sin una manipulación sustancial celular y para su aplicación autóloga según el RD 9/2014, adicionalmente también se requiere la utilización de un sistema que se considere cerrado y respete la esterilidad del proceso, utilizando productos certificados por un organismo competente (AEMPS) y se realice en unas instalaciones adecuadas al tratamiento a realizar.
Ambas líneas de trabajo se han documentado con multitud de estudios científicos que demuestran la seguridad y eficacia de estas terapias, con mayor o menor resultado clínico en función del sistema utilizado en cada estudio. En nuestro caso realizamos Terapia Celular Inmediata.

¿De donde se obtienen las células madre y cómo se utilizan?

En el organismo existen una amplia variedad de tejidos de donde se pueden obtener células madre mesenquimales adultas (MSC), incluyendo la médula ósea (BMSC) y el tejido adiposo (ADSC) que son hoy los más utilizado para este propósito. En nuestro caso utilizamos el tejido adiposo (grasa).

La ventaja de usar las células madre del tejido adiposo es que son una de las fuentes más ricas de células madre en el cuerpo (2500 veces más células madre residen en grasas frente a la médula ósea) y son muy fáciles de obtener.

El tejido adiposo posee la característica de poder acceder a las tomas de muestra biológica a través de un lipoaspirado con las mínimas molestias para el paciente a diferencia de la médula ósea que debe obtenerse de forma más invasiva y con posibles efectos secundarios. Considerando la incidencia de obesidad en la población actual, esta fuente resulta realmente abundante y accesible. La lipoaspiración presenta un riesgo mínimo, realizándose mediante anestesia local en quirófano, de una forma rápida y segura que permite al paciente incorporarse a su vida habitual de inmediato.

Para la obtención de los grupos celulares del tejido adiposo, contamos con la empresa española Lyposmol Biotech como proveedor tecnológico y el producto Lyposmol ADSC System® como sistema de trabajo

Una vez obtenida la muestra de tejido adiposo se inicia un proceso totalmente protocolizado de purificación, centrifugación y digestión enzimática desarrollado por Lyposmol Biotech para obtener la máxima viabilidad celular, rendimiento y bioseguridad en un tiempo aproximado de 60 minutos.

¿Cuáles son algunos de los síntomas que pueden ser mejoradas a través de la terapia de células madre?

El dolor y la rigidez articular, la debilidad muscular, la aparición de derrames articulares y la pérdida de movilidad de la articulación afectada son los principales síntomas que mejoran en los pacientes tratados con células madre.

¿Cuánto tiempo tarda el paciente en ver una mejoría?

Esta terapia biológica, produce una mejoría progresiva de los síntomas con el tiempo, que aparece a partir de unas 3 semanas del inicio del tratamiento y que continúa hasta casi dos años después. Se trata de un tratamiento reparador y por lo tanto precisa de un tiempo largo de evolución.

¿En que patologías del aparato locomotor pueden estar indicadas las células madre?

Las indicaciones actuales son las lesiones del cartílago articular (osteoartrosis, condromalacia rotuliana), tendinosas (lesiones del manguito rotador, tendón rotuliano, epicondilitis), lesiones meniscales, lesiones del LCA, etc …

¿Todos los pacientes afectos de estas patologías son susceptibles del tratamiento?

NO, solamente algunos pacientes tienen condiciones para recibir este tipo de tratamiento y esta evaluación se puede hacer solamente por el cirujano ortopédico, que conoce los límites y beneficios de esta técnica. Además, muchos de los enfoques que utilizan células o factores de crecimiento aún se consideran en fase de experimentación y por lo tanto su uso no puede ser extendido a todos los pacientes.